3º Encuentro abierto “Iniciativas culturales pupulares”

Continuamos con los encuentros abiertos para debatir y trabajar el programa con el que Jaén Sentido y Común se presentará a las elecciones municipales. Vamos ya a por el tercero, en el que reflexionaremos sobre la situación de la cultura en nuestra ciudad: un derecho que proteger y sin duda un sector económico que potenciar. Sera en el Centro de Barrio de Santa Isabel, junto al Centro de salud. Comenzaremos a las 6 de la tarde

Jaen en Común exige voluntad e inversiones para Antonio Díaz

El grupo municipal de Jaén en Común ha visitado en compañía de vecinos y vecinas de la zona y representantes de la Federación de Asociaciones de Vecinos “Objetivos Comunes” OCO, el barrio de San Vicente de Paúl – Antonio Díaz. No es la primera vez que acuden a esta zona deprimida de Jaén y constatan que el vecindario sufre desde hace años una situación de degradación urbanística y social provocadas por el abandono institucional: infravivienda, alcantarillado deficiente, falta de limpieza, acumulación de basuras, accesibilidad… La concejala de Jaén en Común Sara Martínez ha señalado que durante este mandato y a propuesta de JeC se aprobó por unanimidad una moción para conectar la calle Antonio Díaz con la Carretera de Circunvalación, hecho que supondría sacar al barrio de su aislamiento y dotarlo de unas mínimas condiciones de accesibilidad, que le permitan disponer de servicios básicos como el de recogida de basura, ambulancia, bomberos, policía, etc., ya que, en las circunstancias actuales, al carecer de salida el único acceso a esta zona del barrio, estos servicios no son prestados. Dicha moción no se ha llevado a cabo.

2º Encuentro abierto Transición ecológica local

Desde el movimiento ciudadano Jaén Sentido y Común os invitamos al 2º ENCUENTRO ABIERTO que vamos a celebrar el próximo viernes, 25 de enero a las 6 de la tarde, en un local situado entre los barrios de San Felipe y La Glorieta, en concreto en la calle Perú, 8 – bajo.

En esta ocasión abordaremos el tema de la Transición ecológica local. Os animamos a participar en este encuentro, en el que poder intercambiar visiones y opiniones sobre esta cuestión de vital importancia para Jaén.

Sentido y Común se pone en marcha de cara a las municipales con encuentros abiertos en los barrios

El movimiento popular Jaén Sentido y Común, se pone en marcha de cara a las elecciones municipales del próximo mayo. En este sentido inicia una serie de encuentros por barrios que servirán para la definir los ejes programáticos que darán forma a este colectivo compuesto por vecinas y vecinos de Jaén. “Somos un movimiento de personas de Jaén que nos proponemos acabar con la mala situación de nuestra ciudad, derivada de unas decisiones tomadas por la clase política para favorecer a una minoría a costa de la mayoría. Nuestro objetivo principal ahora es unir al pueblo de Jaén para ganar el Ayuntamiento en las próximas elecciones municipales de mayo de 2019. Tenemos que cambiar de rumbo cumpliendo el principio constitucional de subordinar toda la riqueza de la ciudad al interés general de sus habitantes” afirma Sara Martínez, una de sus portavoces y en la actualidad concejala de Jaén en Común.

En las próximas semanas y hasta finales de febrero, Jaén, sentido y común, pondrá en marcha un Plan de Acciones Programáticas que dan continuidad al trabajo de este movimiento popular que hace un llamamiento a “todas las personas libres que sientan la urgencia y la necesidad de cuidar de nuestra ciudad y de sus gentes” y celebrará varios encuentros en los diferentes centros de barrio de Jaén en los que abordará los siguientes ejes temáticos: Seguridad Social: Urbanismo, desigualdad territorial y social y sector público municipal; Seguridad Cultural: iniciativas culturales populares; Seguridad ecológica: transición ecológica local; Seguridad afectiva y comunitaria: detener la violencia machista y otras violencias cotidianas; Seguridad económica: primero el trabajo, desarrollo y economía locales. El primero de ellos será el próximo viernes 18 de enero en el Centro de Barrio del Polígono del Valle a partir de las 6 de la tarde.

Jaén Sentido y Común defiende un Ayuntamiento democrático, con la participación de sus habitantes. Es por esto que animan al conjunto de los jienenses a que se sumen a los encuentros de barrio y participen para garantizar unas condiciones de vida dignas a toda la población y defender su patrimonio cultural y natural, abordar el cambio climático, acabar con la desigualdad social y la creciente diferencia entre el centro de Jaén y sus barrios, organizar y apoyar la economía local y el comercio de cercanía, recuperar y municipalizar los servicios esenciales: transporte urbano, agua, recogida de residuos y limpieza viaria, hoy privatizados y en manos de especuladores, poner en primer lugar el empleo, la vivienda y la mejora de las condiciones de seguridad y de futuro de los hombres y mujeres, jóvenes y mayores, que luchan todos los días por una vida decente.

JAÉN, ¿NO ES CIUDAD PARA ARBOLES?

“Los arboles no son paraJaén”, asi se podría concluir después de las actuaciones dereforma llevada a cabo por el Ayuntamiento en los últimos años encalles y plazas del centro Histórico. En unos casos, como las obrasen la plaza Dean Mazas se ha procedido a la casi eliminación delarbolado con la intención de dejarla como espacio diáfano paraveladores, y en otros casos, como en la calle Doctor Eduardo Arroyose ha perdido la oportunidad de integrar arbolado urbano. A lascríticas por esta obra, el Alcalde reaccionó rápidamenteargumentando que no había posibilidad de plantar arboles pero que se pondrían maceteros para embellecer la calle. Maceteros con floresy pequeñas plantas que el Ayuntamiento quizás por un sentimiento deculpa, ha colocado por numerosas calles y que hoy son ya parte delpaisaje urbano. Desgraciadamente los que hay detrás, es que para elequipo de gobierno del Ayuntamiento, y para la empresa FCC encargadadel servicio, los arboles, las zonas verdes, son una lata y unestorbo que exige cuidados, limpieza, complicaciones en suma. Ytambién que desgraciadamente aun hoy, nuestro ignoranteAyuntamiento tiene una visión trasnochada y propia del siglo XIX, enla que la vegetación solo tiene en la ciudad una función ornamental y de embellecimiento.

Sin embargo, hoy los arboles son un elemento esencial para una ciudad, y cumplen numerosas funciones paisajísticas, culturales, ambientales que no pueden realizar los maceteros. Los árboles producen una gran cantidad de oxigeno. Reducen significativamente la contaminación fijando los gases nocivos, partículas y metales pesados producidos por las combustión de los coches, calefacciones. Contribuyen con la humedad que generan a suavizar el clima de la ciudad y a disminuir el efecto “isla de calor”. Ofrecen sombra en los meses de calor y sol en los meses fríos. Reducen la contaminación sonora producida por los ruidos de la calle. Son el soporte y el hábitat de especies animales que mantienen la biodiversidad en la ciudad. Contribuyen a mejorar el paisaje urbano mitigando las formas duras de los elementos urbanos artificiales.

Los arboles, las zonas y superficies verdes, han sido considerados tradicionalmente como un equipamiento de la ciudad para el esparcimiento y la relación con los demás, la reducción del estrés urbano, la realización de ejercicio físico o el contacto con la naturaleza. Hoy además sabemos que estos elementos naturales cuidados e interconectados prestan servicios ecológicos sin los cuales hoy no seria posible la ciudad, relacionados con el ciclo del agua, el control de la contaminación, la conservación del paisaje, las condiciones climáticas, la biodiversidad, el abastecimiento de alimentos etc. Se habla así de la infraestructura verde urbana que da soporte a nuestras actividades urbanas, y pueden promover el desarrollo urbano y la creación de empleo verde.

Es indudable que todo esto tienen una enorme relevancia en Jaén, dado que la propia estructura de la ciudad y el modelo insostenible decrecimiento y desarrollo que ha ido consolidándose en las últimas décadas, generan un gran cantidad de problemas que inciden directamente en su habitabilidad; así, nos encontramos con una delas ciudades con peor calidad del aire de España. A ello se une que las condiciones de nuestra ciudad y su entorno con condiciones climáticas extremas de veranos con elevadas temperaturas, de escasez de recursos hídricos y elevada erosión del suelo, nos convierten en una zona que sufrirá severamente los efectos del cambio climático.


El arboricidio, el maltrato a los arboles con podas salvajes y a destiempo, el descuido y abandono de las zonas verdes, es algo habitual en este equipo de gobierno del PP y sus socios, ex­-Ciudadanos y Vox. Necesitamos concienciación y presión ciudadana para cambiar esta realidad, nos jugamos mucho en ello: las alud y la calidad de vida de sus habitantes, la posibilidad de que las generaciones futuras puedan seguir viviendo en este querido lugar, entre las montañas y el valle del Guadalquivir, llamado Jaén.Sería una gran noticia que después de las elecciones del año próximo hubiera un equipo de gobierno más decidido a apostar por los arboles, por los espacios públicos verdes, por la infraestructura verde urbana.

MEDIDAS PARA UNA PEATONALIZACIÓN BENEFICIOSA PARA TODA LA CIUDAD

La peatonalización es una medida positiva para la ciudad. La limitación del tráfico de vehículos privados, conlleva una mejora de la calidad ambiental y permite recuperar el espacio público para el uso y disfrute de las personas, una clara mejora para la vida ciudadana y la salud. Sin embargo, para que la peatonalización tenga éxito, debe implantarse de forma progresiva, fomentando el diálogo y buscando el consenso con los sectores implicados. Además debe ir acompañada de la adopción de medidas y actuaciones en las infraestructuras necesarias para compensar y reducir los impactos que pueda tener sobre actividades económicas e impedir que queden zonas urbanas inaccesibles.

La peatonalización llevada a cabo por el Partido Popular con apoyo delos concejales no adscritos, ex-Ciudadanos y VOX, es un ejemplo claro de cómo no se debe llevar a cabo esta medida, tiene graves deficiencias y ha generado descontento social porque se ha hecho sin un previo proceso de diálogo y consenso, sin tener en cuenta los posibles impactos. Además, en lugar de mejorar para el uso público el espacio que se libera, se está procediendo de facto a su privatización para uso casi exclusivo de las terrazas de bares o para negocios privados, simplificando y empobreciendo la vida urbana.

Desde Jaén Sentido y Común, creemos necesario y urgente llevar a cabo medidas de reforma y mejora de la peatonalización del centro histórico de la ciudad. Medidas y actuaciones imprescindibles para consolidar esta medida, y no convertirla en otra oportunidad perdidapara Jaén.

Nuestras propuestas, que pueden consultarse íntegramente aquí van dirigidas a impulsar otras formas alternativas de movilidad, como la puesta en marcha del tranvía, la mejora sustancial del servicio público de autobuses urbanos, el establecimiento de zonas de prioridad peatonal y el fomento del uso de la bicicleta y otros vehículos eléctricos.Otro conjunto de propuestas tienen como fin el apoyo al comercio local tradicional, cuya supervivencia es vital para la ciudad, dando respuesta a las que han sido las reivindicaciones de este sector.Acciones como una mayor flexibilidad con el transporte de mercancías, la creación de aparcamientos disuasorios en el entorno del centro histórico, el establecimiento de zonas de aparcamientos gratuitos de rotación rápida, la mejora de la señalización de los establecimientos comerciales, la aprobación de una moratoria a la instalación de nuevas grandes superficies comerciales o la creación de un Consejo Local de Comercio.

Finalmente,como herramienta innovadora que muestre un apoyo real del Ayuntamiento a la mejora de la oferta y competitividad del comercio local, proponemos la puesta en marcha de una plataforma digital única para la venta online, dirigida en primera instancia a los comerciantes de los mercados de abastos municipales, para después ampliarla a todos los comercios, pequeñas y medianas empresas y autónomos de la ciudad. Es ésta una iniciativa que ya funciona con éxito en otras ciudades, y que podría ser financiada con los programas de la estrategia DUSI, al contener dos líneas de acción coherentes con sus objetivos: las denominadas LA EJ-1 y LA SJ-1,dotadas con 400.000€ y 810.000€, respectivamente.

JAEN: PAISAJE PRECARIO DESPUES DE LA BATALLA

El desarrollo urbano de la ciudad de Jaén ha estado al servicio de los intereses económicos de un reducido grupo social, vinculado al negocio inmobiliario. Esto queda claro cuando comparamos los datos del crecimiento del suelo urbano y de la construcción de nueva vivienda, con el movimiento demográfico de la ciudad. Así Jaén en los años 50 del siglo pasado tenía una población de 61 mil habitantes y hoy tiene 114 mil habitantes, lo que supone un incremento de 53 mil personas. Sin embargo, según datos del censo de población y vivienda del Instituto Nacional de Estadística, se han construido durante ese periodo en la ciudad de Jaén más de 45 mil viviendas, suficientes para dar alojamiento al menos a 150 mil personas. Hay por tanto un crecimiento residencial que no se corresponde, como sería lógico y deseable, con la evolución demográfica y con las necesidades de la ciudad. De igual forma en el año 1950 el suelo urbano coincidía con el actual Conjunto Histórico, una extensión no superior a las 300 hectáreas, y hoy la ciudad ocupa un territorio 1.300 hectáreas, y el nuevo Plan General de Ordenación Urbana ha previsto que el suelo urbanizado llegue a las 2.600 hectáreas, el doble del actual.

En paralelo a la expansión inmobiliaria injustificada se ha abandonado y destruido una parte importante del patrimonio residencial existente, especialmente en la ciudad histórica que hoy está en una situación dramática. Nos encontramos en realidad en Jaén con un parque de viviendas sobredimensionado, con numerosas vivienda vacías, infrautilizado y deteriorado. Situación que igualmente, como veremos más abajo, afecta también a parte de las infraestructuras y equipamientos urbanos. Por su parte, nuestro Ayuntamiento, como otros muchos, a partir de la burbuja de los años 90 hizo depender en gran medida su financiación del ladrillo e inició un suicida proceso de privatizaciones de servicios públicos.

Este dominio del negocio inmobiliario, seguramente ha dado muchos beneficios a algunos promotores y constructores, pero en la ciudad ha provocado grandes problemas a los que hoy nos enfrentamos y que un proyecto alternativo y democrático de ciudad tendrá que afrontar en un futuro: Jaén es hoy una ciudad desestructurada y fracturada, sin cohesión social ni territorial, con una brecha importante entre el eje central urbano y los barrios vulnerables de la periferia, donde crece la pobreza, el deterioro y la desigualdad. Una ciudad injustificadamente extensa con graves problemas de movilidad y de contaminación. Un Ayuntamiento intervenido de facto por los bancos y el gobierno central y en manos de empresas concesionarias que se apropian de nuestros recursos.

El paisaje urbano de Jaén ha cambiado mucho en estas últimas décadas, pero presenta graves déficits y problemas que complican su devenir histórico, detrás del oporel que nos intentan vender hay podedumbre y empobrecimiento. Un modelo de desarrollo urbano que provoca en nuestra ciudad situaciones como estas que describimos:

Equipamientos, proyectos arquitectónicos, desarrollos urbanísticos y espacios urbanos infrautilizados, inacabados o sin uso. Lo que los colectivos por el derecho a la ciudad han denominado Cadáveres Inmobiliarios, una triste consecuencia de la burbuja inmobiliaria que ha arrasado nuestro país, bajo la bandera del progreso y el desarrollo. En la web cadaveresinmobiliarios.org un conjunto de colectivos han creado una base de datos, con información detallada, con el objetivo de visibilizar este fenómeno, comprender lo que ha significado y despertar la conciencia social sobre los efectos de la burbuja, de destrucción del paisaje y del territorio y trazar estrategias de futuro para atajar este fenómeno con un cambio de modelo.

La cartografía de Google Maps y del Catastro inmobiliario nos ayuda a reconocer esta realidad en nuestra ciudad. Así vemos los numerosos solares abandonados del conjunto histórico en este plano del barrio de San Juan, resultado de la intensa destrucción y vaciamiento físico y social que ha sufrido este espacio. El reto es evitar que estos vacios sean utilizados para proyectos especulativos promovidos por fondos buitre, y reutilizarlos con nuevos usos como equipamientos sociales, huertos urbanos o viviendas sociales, para utilizar lo construido en lugar de seguir expandiendo sin sentidos la ciudad.

También vacío el Nuevo Polígono Industrial, “Parque Empresarial Nuevo Jaén” una importante inversión pública con gran parte de las parcelas marcadas en el plano catastral sin uso.

Equipamientos y proyecto arquitectónicos inacabados como el aparcamiento de La Alameda o el Centro Social en la Plaza Luisa de Marillac junto a los Baños Árabes,

Y por supuesto la guinda del pastel del despilfarro urbano, el tranvía sin trenes:

Vemos como esta ciudad, paradigma de tantas cosas, va destruyendo los últimos espacios públicos verdaderamente democráticos como son las plazas, a base de privatizarlos convirtiéndolos en lugares minimalistas y diáfanos, sin árboles ni mobiliario urbano, para el tránsito de personas o el consumo de las terrazas de los bares. Se convierten así en lo que el antropólogo francés Marc Augé bautizó con el nombre de “No Lugares”, espacios públicos sin identidad e incapacidad para generarla, monofuncionales y poco propicios para la relación entre las personas. Hoy sabemos que los lugares, los territorios cumplen un papel fundamental en la formación de la identidad de los grupos y comunidades, lo cual exige respeto a su historia y permanencia en el tiempo, algo que nuestro Ayuntamiento no está dispuesto a hacer. El ejemplo más reciente y cuestionado es la actuación de reforma de la Plaza Deán Mazas, obra asociada a la deficiente peatonalización que provocó una importante movilización popular de rechazo. Pero no es el único caso, también podemos ver actuaciones lamentables y poco respetuosas con la memoria de la ciudad en la Plaza Rosales o en la Plaza Santa Maria.

Este estado de cosas, tiene otras manifestaciones en la arquitectura o el diseño de la ciudad, como la destrucción del pavimento histórico o los numerosos ejemplos de Arquitectura Defensiva, característica de los edificios más emblemáticos construidos en la ciudad en los últimos 20 años, como el Teatro Infanta Leonor, el Museo Ibero o el edificio del Corte Inglés, y que también se adoptan en promociones de viviendas privadas, como las del próximo edificio de viviendas de elite en el solar del antiguo Simago. Son diseños tipo fortaleza que no miran a la comunidad ni siquiera a la calle, con ausencia de vanos para recoger la luz solar y con plazas anexas de suelos duros diáfanos, y que no se ajustan a las características climáticas de esta ciudad y su entorno, un derroche en tiempos del cambio climático.

Todo esta realidad nos obliga a reflexionar sobre qué tipo de ciudad estamos construyendo. Necesitamos otra propuesta de ciudad, como espacio social más justo donde las decisiones se tomen pensando en las necesidades que demandan los ciudadanos, en las vidas cotidianas y no en los intereses de grupos financieros e inmobiliarios. Bajar la escala de la planificación urbana a pie de calle, de barrio, para abandonar decisiones absurdas de crecimientos sin sentido. Un proyecto nuevo que tendrá que diseñar como dar un uso a tanto vacio urbano, edificio y espacios infrautilizados. Repensar nuestra ciudad, una tarea que tenemos que asumir con Sentido y en Común.

Miguel Quesada. Noviembre 2018